Consejos para cuidar tus varices en la playa

/, Hábitos saludables/Consejos para cuidar tus varices en la playa

El verano es una de las estaciones más deseadas del año. Implica vacaciones, buen tiempo, más horas de sol y más ganas de estar fuera de casa. Pero para las personas que padecen varices, el verano no es una estación tan idílica ya que cuando el calor aumenta también lo hacen la sensación de pesadez y el dolor de piernas.

Durante la época estival la playa puede ser tu mejor aliada para cuidar de tus varices.

Para que tu verano en la playa sea de lo más provechoso te vamos a dar algunos consejos para cuidar la salud de tus piernas y poder disfrutar de tus vacaciones como te mereces.

5 consejos para cuidar tus varices en la playa

El menú playero es un buen aliado

Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para una nuestras varices.

  • Ingerir alimentos bajos en calorías y con un alto contenido en fibra como frutas y verduras. De esta manera evitaremos el estreñimiento tan pernicioso para las varices.
  • Frutos secos como las nueces o almendras que poseen un alto contenido de ácidos grasos Omega-3 y ayudan a disminuir la viscosidad de la sangre. Otro de sus beneficios es que aumenta el colesterol bueno y previenen que el colesterol malo se acumule alrededor de las arterias, evitando la formación de placas en las paredes de los vasos sanguíneos.

Pasear por la playa

  • Dar largos paseos por la orilla del mar es ideal para relajarse, desconectar a la vez que estamos favoreciendo el retorno venoso.

Mantenerse bien hidratado

  • Beber mucha agua ofrece un alivio inmediato del calor agobiante a la vez que mejora la circulación. Los zumos de frutas e infusiones son muy buenas alternativas para mantenernos hidratados.

Baños de mar

  • El agua fresca del mar activa la circulación y disminuye la molesta sensación de piernas cansadas.
  • La natación es un ejercicio estupendo ya que la posición casi horizontal resulta perfecta para un buen retorno venoso.
  • Después del baño es muy importante ducharnos y retirar la sal de nuestra piel para que no se reseque. No debemos olvidar aplicar alguna crema para volver a hidratarla.

Automasajes y relax

Los automasajes son la opción perfecta para activar la circulación de nuestras piernas.

  • Busca un lugar cómodo donde puedas relajarte.
  • Comienza realizando los masajes de forma ascendente comenzando por los pies y subiendo poco a poco hasta llegar a los muslos.
  • De esta manera la sangre acumulada en venas empieza a movilizarse y fluye hacia el corazón.
  • Los movimientos deben ser suaves, utilizando las palmas y los dedos en su totalidad.
  • El masaje no debe aplicarse sobre las várices directamente, sino en las zonas colindantes.
  • Es recomendable puede usar además cremas o aceites.

Esperamos que estos consejos os sean muy útiles y ayuden a pasar un feliz verano.

2019-07-23T11:45:20+02:00