Cinco consejos para prevenir las varices si pasas demasiado tiempo sentado

//Cinco consejos para prevenir las varices si pasas demasiado tiempo sentado

En nuestra vida diaria solemos pasar mucho tiempo sentados, sobretodo si nuestro trabajo nos obliga a estar en una oficina durante varias horas frente al ordenador.

Si a eso le sumamos las horas de sofá que invertimos al llegar a casa, podemos colocarnos en la tesitura de haber pasado dos terceras partes del día en una postura de reposo constante.
Esto termina pasándole factura a nuestro cuerpo y afectando a diferentes zonas del mismo, por ejemplo aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares y llevando a la aparición de varices en nuestras piernas.

Por ello os dejamos con cinco consejos para frenar la aparición de varices en nuestras piernas y aliviar sus síntomas.

Síntomas más comunes de las varices

La formación de varices en nuestras piernas se da cuando la circulación en nuestro cuerpo no es la adecuada, lo que se ve favorecido por el exceso de tiempo que pasamos sentados, ya sea en la oficina o en casa.

Las varices no solo suponen un afeamiento estético de nuestras piernas, sino que llevan aparejadas consigo una serie de afecciones vasculares como:

  • Dolor
  • Malestar
  • Calambres musculares
  • Hinchazón en la parte inferior de la pierna.
  • Decoloración de la piel en las zonas alrededor de las venas afectadas.

Por ello es aconsejable seguir sencillas rutinas de ejercicios que nos aseguren una correcta circulación sanguínea, y una moderada activación de nuestro organismo.

Diez minutos por hora

Nuestro cuerpo necesita movimiento, por eso es bueno que cada hora que pasemos sentados, nos levantemos y activemos nuestro cuerpo con movimiento.

Desde rellenar el agua hasta dar un pequeño paseo por nuestro lugar de trabajo ayuda a mantener una continua circulación sanguínea por brazos y piernas, evitan malos retornos y varices.

Pies de puntillas

Un ejercicio fiable y sencillo de llevar a cabo, tan solo tienes que poner los pies de puntillas por cada 20 minutos que lleves sentado, así estimulas la circulación y le das movimiento a la articulación de tu tobillo.

¡A rotar se ha dicho!

Se trata de uno de los ejercicios más sencillos que podemos llevar a cabo, simplemente levanta tus pies y manos, estira tus piernas y brazos, y comienza a aplicar ciclos rotatorios a tobillos y muñecas.

Esto ayuda a reactivar la circulación y podemos hacerlo cada hora que pasemos sentados.

¡Estírate!

Los estiramientos son muy útiles, ya que los podemos practicar sin tener que levantarnos y ayudan a mejorar y activar nuestra circulación, además de evitar la rigidez en el cuerpo.

Estira tus brazos, cuello, piernas y pies sin miedo, así reducirás también el riesgo de la aparición de varices.

Alimentos diuréticos

La retención de líquidos está ligada a la aparición de varices, ya que provoca problemas en el retorno venoso y favorece su aparición.

Los alimentos diuréticos son la clave evitar esto, ya que ayudan a evitar retener líquidos y favorecen la circulación de la sangre por nuestro cuerpo.

Cremas de jengibre, aguacate y pepino además de ser una delicia culinaria nos ayudarán a conseguirlo.

La aparición de varices es un tema muy a tener en cuenta, sobretodo cuando por nuestro modo de vida y trabajo si pasamos demasiadas horas atados a una silla o a un sofá. Con estos consejos podremos ayudarnos para evitar la sintomatología derivada de la aparición de varices, e incluso ayudar a retrasarla.

2020-01-27T14:10:13+02:00