Alternativas 2019-05-19T11:22:10+02:00

Actualmente hay numerosos tratamientos destinados a la eliminación o mejora de la insuficiencia venosa. Sin embargo, la espuma esclerosante es, actualmente, el sistema que más tipologías de venas abarca para su tratamiento, siendo rápido, efectivo y menos costoso.

Tratamiento quirúrgico

Suprime radicalmente la red venosa superficial enferma extirpando el mayor número de varices posible. Durante años ha sido el tratamiento más eficaz pero en diversos estudios se ha observado una alta tasa de recurrencia, lo que hace que no sea la mejor alternativa terapéutica. Además requiere anestesia, deja cicatrices y no es recomendable para pacientes con enfermedades asociadas.

Este sistema se ha visto superado por nuevas técnicas, como el novedoso tratamiento con espuma aplicado en nuestras clínicas Varicentro,  que evita todos los inconvenientes derivados de una intervención quirúrgica, apto para todo tipo de pacientes y de eficacia mucho mayor.

Microcirugía

La microcirugía o cirugía por mini-incisiones tiene ventajas sobre la cirugía convencional. La recuperación del paciente es más rápida y se emplea anestesia local, evitando que el paciente sea internado. Estéticamente también supera a la cirugía clásica ya que prácticamente las incisiones son imperceptibles.

Sin embargo el tratamiento de las varices con espuma sigue siendo más ventajoso ya que el paciente no requiere anestesia ni intervención quirúrgica alguna. Al ser un método mucho menos traumático la recuperación es más rápida y las molestias, en la mayoría de los casos, inexistentes.

Escleroterapia con líquido

Este tratamiento es efectivo aplicado en venas de pequeño tamaño, de Grado I, conocidas como “arañas vasculares”. Se inyecta dentro de la vena un medicamento esclerosante líquido con un anestésico local. Entre sus inconvenientes está la posible aparición de pigmentaciones posteriores al tratamiento.

Aunque es muy similar al tratamiento con espuma no lo son sus resultados. En la esclerosis con espuma la sustancia inyectada en la vena no se mezcla con la sangre sino que la desplaza, con lo que aumenta su efecto y daña el endotelio del vaso enfermo independientemente de su tamaño. Los resultados son mejores y  abarca al tratamiento de todo tipo de varices.

Láser

Actualmente pueden tratarse los problemas varicosos con láser superficial o láser endovascular. Presentan grandes ventajas frente a la cirugía convencional en la eliminación de varices, es una técnica menos invasiva y traumática. El láser superficial para arañas vasculares tiene resultados variables y no es aconsejable para varices de mayor tamaño ya que los resultados no son óptimos. En cambio, los resultados del láser endovascular son excelentes aunque no todos los pacientes pueden optar por este tratamiento. Además, su coste es elevado en comparación con otras técnicas que garantizan los mismos resultados.

Crioesclerosis

Basado en un sistema de esclerosis de varículas con ayuda del frío. La crioesclerosis mejora los resultados del tratamiento de la escleroterapia tradicional consiguiendo evitar pigmentaciones posteriores al tratamiento pero no está indicada para todo tipo de varices